familias-696x348

Familias fortalecen cultivos de cebada, papa y maíz

Dieciséis técnicos del Ministerio de Agricultura en la provincia del Cañar, zona Sierra, están encargados de brindar asistencia técnica y recuperar cultivos de cebada y maíz que se han perdido, además de mejorar la producción de la papa, para luego comercializarlos en los mercados locales y provinciales.

Marco Andrade, líder agrícola del MAG en el Cañar, afirma que estos proyectos nacen de las necesidades que recogen los técnicos luego de los diálogos con los comuneros que buscan retomar conocimientos ancestrales, reactivar cultivos para el consumo de las familias y generar ingresos.
Agrega que las familias beneficiarias de las comunidades de Cañar, Déleg, Azogues y Suscal reciben capacitaciones en selección del terreno y de la semilla, elaboración de semilleros y abonos orgánicos, talleres para producir harina, batidos o empaquetados de productos.

Cifras
De acuerdo con los datos entregados por el MAG, en la provincia hay 100 hectáreas de cultivos asistidos para la producción de cebada, que corresponden a 26 organizaciones y suman alrededor de 400 productores.
En el caso de la producción de maíz tipo zhima, la provincia cuenta con alrededor de 6.500 hectáreas, de la cuales 800 también son asistidas por los técnicos de esta cartera de Estado.
Sobre la producción de la papa, a la fecha el MAG da asistencia a cerca de 1.000 hectáreas de cultivos de las 49.000 que hay en toda la provincia. Los territorios con mayor producción son en el sector Zhical, de la parroquia General Morales; en el sector Purubín, de la parroquia Gualleturo; sector Tipococha, de la parroquia Zhud; y en las parroquias Ingapirca y Guapán.

Experiencias
Andrade explica que en el caso de Suscal, cantón considerado como granero, la cebada se perdió hace una década por el fenómeno de El Niño y el abandono del campo a causa de la migración.
“En este cantón, el trabajo de los técnicos fue recuperar estos cultivos con semillas traídas del Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias, INIAP, y fortalecer la producción”, señala.
Luis Lena, técnico agrícola del ministerio en Suscal, explica que a la fecha son 20 familias de las comunidades de Capulí, Carbón, Cruzpata y Tambillo que se sumaron a esta propuesta y decidieron sembrar media hectárea por familia, de la cual se obtiene un aproximado de 12 quintales.
“En este momento estamos en tiempo de cosecha. Lo cultivado será utilizado para el consumo de las familias así como para la comercialización del producto en grano o transformado en harina y pan”, detalló. (XTM) (I)

Fuente: El tiempo